Login

PASO A PASO

Dios tiene un propósito específico para la vida de cada uno de nosotros, más allá de el “propósito general” de Dios  para todos sus hijos (orar, ser amables, pacientes, santos, evangelizar, servir en la iglesia, etc.) Dios te guía y te prepara para que puedas cumplir ese propósito.

La mayoría de las veces Dios no te va a decir todo, de principio a fin, sino que te va guiando paso a paso. Dios le dijo a Gedeón que iba a librar a Israel, pero no le dijo como, ni tampoco le dijo cuánto, ni cuento le iba a costar, ni cuanto iba a durar esa vitoria antes que se levantase otro enemigo. El te está llamando a algo, pero quizás no te animas a responder por qué no sabes que va a pasar.

  1. Dios te lleva paso a paso. Jueces 6

¡Cuánto quisiéramos que Dios nos diga todo lo que va a pasar con nuestra vida! Pero Dios no trabaja así, porque él quiere que pases por cada problema para que madurez y aprendas a vivir esta vida de la forma en que El quiere.

A medida que doy cada paso Dio va revelando el siguiente. En cada paso hay desafíos, unos son más fáciles que otros, pero el objetivo es que cada paso te prepara para el siguiente. No podemos saltearnos los pasos.

Por esto es que hay muchos cristianos que comienzan bien pero cuando llega cierto paso ahí se quedan el resto de su vida, y por consiguiente su vida cristiana no es muy “fructífera”. Algunos vienen con todo el ánimo, pero cuando Dios les dice “tienes que perdonar ahora”, ahí se quedan por a saber cuánto tiempo; o a otro Dios le dice “deja este vicio, o este habito”; y de repente parece que a ese cristiano que venía con todas las pilas le echaron un lago de agua helada en la cabeza.

El problema de estancarse en esos puntos cruciales de la vida es que mientras más tiempo pasas, más vas perdiendo fuerzas para tratar con el asunto. Antes traías el ánimo del paso anterior y estabas espiritualmente listo, pero como no quisiste, tus fuerzas empezaron a decaer, te comenzó a faltar fe, y de ahí en adelante va uno va cayendo como en picada. Dios nos está llamando a retomar donde dejamos y volver a comenzar, no abandonar la carrera, sino a comenzar otra vez por más que sea gateando.

  1. Dios no siempre te llama en el mejor momento.

Gedeón estaba limpiando el trigo en un lugar cerrado, para que no lo vieran los ladrones. El trigo se limpiaba en un lugar abierto porque se armaba gran desastre de hojas, mejor aún era ir arriba del monte para que el viento se llevara lo más posible. Este no era el mejor momento para Gedeón, porque en cualquier momento sabía que podían venir los maleantes y dejar toda la familia sin comida.

Muchas veces Dios te llama a servirle de cualquier forma, ya sea en la iglesia o no, y te va a llamar cuando tienes mucho que hacer, cuando estas estudiando, quizás en semana de parciales, o tienes que trabajar, limpiar o lo que sea. ¿Es el “no tengo tiempo” la excusa que le dices a Dios?

Puede que este sea un punto sensible, porque lo fácil es que CUANDO NO TENGO NADA QUE HACER, si voy a la iglesia, ayudo en algo, hasta pinto mi cuarto dos veces. Pero cuando estamos ajustados de tiempo, somos como el hombre invisible: nadie nos encuentra, ni nadie nos ve a la hora de hacer algo.

El punto de todo esto es este: tiene que decidir ahora que Dios va a ser lo más importante en tu vida, de lo contrario siempre estarás lo suficientemente ocupado como para decir “ahorita no Señor, mejor mañana”.

SERVIR A DIOS TE VA A COSTAR, NO SOLO  LO QUE ES FÁCIL DAR, SINO  LO QUE MAS AMAS, POR ESO ES MUCHAS VECES UN SACRIFICIO, UN ACTO DE AMOR.

  1. Dios ve en ti más de lo que tú ves en ti mismo

Algo muy notorio de esta historia es que el Ángel le dice que él era “varón esforzado y valiente” (v.12). Aunque Gedeón no se sintiera así.

  • Estaba escondido (v.11) Si vemos los valientes de la Biblia, estos eran personas guerreras, pero Gedeón no tenía planes de enfrentar a nadie.
  • Era evasivo (v.13) Frente al Ángel de Dios le  culpa de la situación de Israel, cuando era obvio que sufrían así por su propio pecado.
  • Muy baja autoestima (v.15) Tenía muchos complejos, no creía que Dios pudiera usarlo a Él. No se creía capaz ni apto para la tarea.
  • De fe muy débil (v.17-24)

Entonces ¿porque lo llamó “varón esforzado y valiente”? Dios no te ve con tus ojos, él te mira y ve todo lo que puedes llegar a ser y hacer en El.

  1. Dios te va a ir transformando

El primer paso para Gedeón fue ACEPTAR el llamado, de ahí Dios claramente le dice que destruya los ídolos de su casa. Israel estaba tan perdido que los ídolos ya eran “cosa común” aunque todo el mundo sabía que no era lo que Dios quería. (Ver vs.25 al 31). Dios comienza transformar tu casa, tu corazón. (Prov. 4.23)

Si había ídolos en la casa es porque todos respetaban esos ídolos, por ende, podemos entender que Gedeón no era el mejor Cristiano de aquella época en Israel, el tenia cosas que tratar en su propia vida, que a los ojos de Dios no estaban bien, e impedían que Dios lo llevara al paso siguiente. Dios busca limpiarte de esas cosas a ti también. A veces la “limpieza” va a ser tan grande que vas a necesitar a diez más que te ayuden, y va a ser riesgosa, y hasta desafiante para todos los que te conocen.

En Jueces 6.15-18 ya no vemos a un Gedeón todo “achicopalado” si no a un hombre valiente lleno de la unción de Dios para guiar a otros.

Dios no llama gente perfecta pues que no existen, pero entiende ¡que Dios ve más allá, el ve en ti un futuro, un llamado, un ministerio, el ve que puedes llegar a tener una vida a pleno si la vives con él.

 

24 septiembre, 2018

0 responses on "PASO A PASO"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Conquistadores Pentecostales es el comité de asesoría y acompañamiento para la Juventud de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia.

top
X