Login

NO DEJEIS APAGAR EL AMOR

1 Corintios 13:13

13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Cuando éramos unos pequeñitos solíamos ver como los vecinos y nuestros familiares se ayudaban mutuamente y se confiaban sus secretos, eran hermanos y sabíamos que contábamos con aquellas personas en momentos de emergencia, pero al paso de los años, nos hemos enfriado, con los vecinos, amigos, hermanos de la fe y aun con los mismos miembros de la familia.

Hoy, la pérdida de valores y la ausencia de Dios, está llevando a personas a cometer actos nunca vistos, por eso es preciso orar y hablar de la palabra a nuestras familias para que no se vean amenazados de cometer actos ilícitos.

   Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará

Vivimos en una sociedad convulsionada donde el propio interés a lo suyo hace que varias consecuencia esté produciendo generaciones con bajos valores humanos, debido a los siguientes puntos

1. La falta de instrucción en los valores espirituales y morales está socavando la familia

2. La ausencia de Dios

3. La paternidad irresponsable crea una familia desintegrada y esto genera una ansiosa búsqueda de rellenar un vacío

4. Una falta de identidad en las personas

5. Trae problemas de salud físicos y emocionales

Todos estos elementos unidos hacen que las personas crezcan con Baja autoestima, porque provienen de hogares desintegrados, algunos acuden por consecuencia a las drogas, alcohol, pandillerismo,  satanismo, también caen en problemas de salud, como anorexia, bulimia y depresiones.

Cada una de estos elementos nos hace pensar que es importante que en el núcleo familiar, se instruya a los jóvenes a cultivar cada día sus valores, sus buenas costumbres y sobre todo el respeto a los demás.

Debemos pararnos y pensar que estamos haciendo por esta sociedad, muchas personas dicen el gobierno tiene la culpa pero si queremos ayudar a un país, a una comunidad seria comenzar con nuestra propia familia ya que esta aportara valores de calidad, una familia sana da a luz una sociedad mejor.

Instruyamos a nuestros hijos en el camino ya que en su estado adulto no se apartara para hacer lo malo Proverbios 22:6

La instrucción debida en los niños y jóvenes provocara que esas generaciones sean mejores, de tal manera ellos heredaran a sus hijos, valores altísimos de moral y espiritual.

Meditemos, por amor Dios entrego a su único hijo Jesús, es el acto de amor más grande de la historia, también dice la palabra que si no tenemos amor somos címbalos que retiñen y todo terminara en la Tierra menos el amor:

La falta de atención en nuestro núcleo familiar también contribuye la pérdida de confianza y amor a nuestros hijos, ellos en busca de un consejo o palabra de aliento encuentran en personas que tal vez no quieran su bien, los hace caer e involucrarse con personas no deseadas.

La irresponsabilidad paterna y aun maternal está creando generaciones insípidas, faltas de amor y con valores morales muy bajo, ya que muchos de ellos son objetos de abusos, por eso se recurren a la violencia y pandillas, y con esto incrementa la delincuencia, que solo trae muerte y dolor.

Familias e iglesia Deben contribuir a la restauración a través de Dios para que el amor crezca en medio de esta sociedad convulsionada.

Estamos experimentando una oleada como nunca un alto índice de pérdidas de valores y violencia, esto es enfriarse, ya que el respeto a los demás y la falta de temor a Dios, provoca a que los hombres hagan actos espeluznantes, satanas a minado esta generación y la ha seducido a que pierdan su amor aun por su propia familia.

No desechemos el consejo y el amor para tener familias poderosas en salud espiritual y amor y así no le daremos tregua a la maldad.

Cada día se ven en los noticieros como el incremento de la violencia es cada día mayor, en vez de dar buenas noticias de actos de amor, es la violencia la que prevalece, violaciones, asesinatos, se ve que la sociedad se desechó del amor, el incremento de divorcios y la fragmentación familiar está minando el corazón de la juventud que ven en poco su valores morales y espirituales, llevándolos así a cometer actos indeseables para una sociedad en crisis.

Es nuestro deber como hijos de Dios manifestar al mundo y al entorno el amor que Dios nos ha dado a nosotros y no dejar apagar en nosotros el fuego de ese amor. Predicar a tiempo y fuera de tiempo y que el amor de Dios sea revelado a otros por medio de nosotros, en tiempos tan difíciles como estos.

 

30 septiembre, 2018

0 responses on "NO DEJEIS APAGAR EL AMOR"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Conquistadores Pentecostales es el comité de asesoría y acompañamiento para la Juventud de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia.

top
X